¿Cambiamos el gimnasio por la playa?

Entrenamiento

¿Cambiamos el gimnasio por la playa?

Por Vanesa Community Manager

Siempre hemos asociado la playa al verano, a tomar el sol, a las vacaciones, a relajarnos con el sonido del mar… Pero cada vez más se está consolidando una nueva fórmula de disfrutar de este espacio practicando deporte ya sea mientras jugamos a palas, a futbol, a voley o mientras hacemos yoga o running.

Ahora es una buena época porque el calor todavía no es asfixiante y apetece salir de las calurosas salas de fitness del gimnasio. Así que no hay excusa para no incorporar esta práctica a nuestra rutina diaria (bueno, las que tengáis la suerte de vivir en la costa, claro).

Practicar deporte en la playa, a parte de relajarnos y de permitirnos disfrutar de un paraje único, tiene unos beneficios físicos en nuestro cuerpo. La arena es una superficie inestable que no nos dejará practicar la actividad de manera cómoda. Esto hará que para correr, saltar o, simplemente, andar debamos utilizar un suplemento de energía extra para poder realizar cualquier movimiento. De ahí que el trabajo muscular que hagan nuestras piernas sea mucho más intenso a causa de la resistencia de la arena. Como consecuencia, nos cansaremos más y consumiremos más energía. Pero hay que ir con cuidado porque invertir tanta energía puede pasarnos factura con una lesión.

La mejor hora del día para practicar deporte en la playa es a primera hora de la mañana o bien a partir de las 5 de la tarde. Debemos intentar evitar las horas centrales para no quemar nuestra piel, no deshidratarnos y sufrir un golpe de calor por la temperatura y el sobreesfuerzo.

De entre todas las actividades que se pueden practicar en la playa, nos quedamos con un buen partido de palas en la orilla o bien una sesión de yoga al atardecer. ¿Quién se apunta? ;)

¡Feliz semana!

 

Consejos

¡LLEVA UN ESTILO DE VIDA SALUDABLE SIGUIENDO LOS CONSEJOS DE THIOMUCASE!

Encuentra Tu FARMACIA THIOMUCASE