Y… ¡Salió el sol!

Lifestyle

Y… ¡Salió el sol!

Por Vanesa Community Manager

Pero para disfrutar de él, es muy recomendable que sigas unos hábitos saludables si vas a permanecer mucho tiempo bajo las radiaciones solares, de lo contrario corres el riesgo de sufrir envejecimiento prematuro (fotoenvejecimiento), líneas de expresión, machas y otros desórdenes de la piel como los enrojecimientos provocados por quemaduras en la dermis (eritemas solares) además de aumentar el riesgo de sufrir cáncer cutáneo. Se prudente y sigue este conjunto de indicaciones para poder disfrutar de una piel radiante y sana durante los meses de calor.

Para empezar: Usa un fotoprotector adecuado para tu piel y úsalo de la manera correcta. Debes saber que existe una clasificación de fototipos (tipos de piel) que sirve de guía para elegir la protección solar que necesitas:

  1. Fototipo 1: Personas de piel muy clara, con pecas o albinos. Dificultad o imposibilidad de broncearse. Se queman con facilidad tras períodos de exposición relativamente cortos.
  2. Fototipo 2: Pieles claras, ojos azules o claros y pelo rubio o pelirrojo. Dificultad para broncearse, se queman con facilidad.
  3. Fototipo 3: Pieles blancas, con ojos verdes-castaños y el pelo castaño. Suelen broncearse con mayor facilidad que en los casos anteriores y de forma gradual, aunque experimentan quemaduras si están largos tiempos expuestos a los rayos solares.
  4. Fototipo 4: Piel mediterránea, morenos con pelo negro. Estas pieles se broncean siempre y en cambio, sólo ocasionalmente se queman.
  5. Fototipo 5: Piel oscura de rápido bronceado y muy improbable que presente quemaduras.
  6. Fototipo 6: Pieles negras, donde nunca hay quemaduras.

¡Importantísimo! El factor de protección indica el tiempo que se puede estar protegido del sol sin riesgo de sufrir quemaduras para broncearse. De forma orientativa: si una persona puede exponerse al sol 10 minutos sin enrojecerse la piel, el factor de protección 15 indica que puede estar bajo el sol sin quemarse un máximo de 150 minutos. Pero no todas las zonas de tu cuerpo responden igual a la exposición solar. La cara es más sensible que las piernas lo cual quiere decir que el factor de protección de ésta debe ser mucho más elevado, se recomienda usar por lo menos un factor 50 para esta zona.

Los dermatólogos aconsejan que apliques la protección media hora antes de tomar el sol, con la piel seca y de forma generosa y que repitas este ritual una media de cuatro veces cada hora con mayor frecuencia en las horas de más peligro (aproximadamente de 12:00h a 16:00h). Además del fotoprotector es aconsejable usar gafas de sol y gorros e incluso camisetas en el caso de fototipos de piel 1 y 2 para estar protegida.

Combinando estos consejos con una buena rutina posterior de hidratación y nutrición conseguirás que, a parte de estar sana, tu piel luzca brillante, tersa y vital.

Consejos

¡LLEVA UN ESTILO DE VIDA SALUDABLE SIGUIENDO LOS CONSEJOS DE THIOMUCASE!

Encuentra Tu FARMACIA THIOMUCASE