¡SOS, tu pelo!

Lifestyle

¡SOS, tu pelo!

Hoy te queremos ayudar con el pelo. Sin unos hábitos adecuados es, después de la piel, la otra víctima del verano. Para no tener un cabello encrespado, quebradizo, áspero y sin brillo debes saber en primer lugar que: El cabello contiene entre un 10 y un 15% de agua, parte de esa agua se evapora debido a las altas temperaturas a las que está expuesto tu pelo.

Los enemigos de tu melena son el sol, el salitre del agua marina y el cloro de las piscinas. La exposición continuada a cualquiera de los tres provoca oxidación y deshidratación de tu pelo. Toma nota sobre qué rutinas son las más adecuadas para evitar el deterioro de tu bonita melena.

Para protegerte del sol lo ideal es dejarte asesorar por un experto sobre los productos que son más adecuados para tu tipo de pelo, existen protectores solares específicos para el cabello con filtros UVA que actúan de forma parecida a los protectores solares que aplicas en tu piel.

Un remedio efectivo para combatir la sequedad que puede provocar el sol cuando vas a la playa o a la piscina es aplicar tu mascarilla habitual al salir del agua creando una película protectora en la cutícula y aportándole un extra de hidratación al mismo tiempo. Usar turbantes, sombreros y pamelas es una buena solución y son tendencia este año, evitarás también que tu cuero cabelludo se queme. Para lavar tu cabello debes usar productos especiales durante esta estación que aporten un extra nutricional e hidratante.

Utilizar el secador durante el verano acelera el proceso de deterioro del pelo. Si lo vas a dejar secar al aire y no quieres que se te encrespe puedes hacer tirabuzones con mechones de pelo húmedo, conseguirás unas ondas muy veraniegas y prácticas. Si debes secarlo rápido puedes usar el aire frío del secador para reducir los efectos nocivos de este.

Recuerda peinar tu cabello de medios a puntas en primer lugar y cepillar la raíz después. Si empiezas des de la raíz, bajas los nudos hacia las zonas más débiles de tu pelo y éste se quiebra abriendo tus puntas.

Los aceites y sérums que se aplican después de lavarte el pelo ayudan a conservar su brillo natural pero, ¡atención! es importante que sepas que no puedes usar ninguno de estos productos durante la exposición solar ya que corres el riesgo de quemar tu cabello porque actúan de la misma manera que los aceites en la piel cuando te expones al sol.

¿Cuándo tienes que cortarte el pelo? Antes del verano es recomendable sanear un poco las puntas pero, sobretodo, es esencial cortar la parte dañada por el sol pasado el verano. Tu cabello tiene que recuperarse y esa es la mejor manera de ayudarle. En cuanto al color, te recomendamos que, si no es necesario, dejes descansar de tintes a tu pelo en verano. Un baño de color, por ejemplo, es una buena alternativa ya que aporta brillo e hidratación a tu melena. Si tienes que teñirte, prueba de bajar un poco el tono de tu tinte habitual ya que éste va a aclararse por sí solo con el sol, el cloro y el salitre.

Y unos consejos para acabar:

1. Siempre te recordamos la importancia de hidratarte, bebe agua para ayudar a tu cabello a combatir la sequedad.
2. Si tienes una melena larga, siempre que puedas, recógete el pelo para tomar ese refrescante baño. Evitarás enredos y enganchones y será mucho menos agresivo peinarlo después.
3. No uses para el pelo accesorios metálicos ya que se calientan muchísimo y puedes quemarlo.
4. Siempre que salgas del mar o de la piscina, aclara tu pelo en una ducha para evitar que se seque con restos de cloro o sal.

Consejos

¡LLEVA UN ESTILO DE VIDA SALUDABLE SIGUIENDO LOS CONSEJOS DE THIOMUCASE!

Encuentra Tu FARMACIA THIOMUCASE