Sácale partido al momento ducha

Lifestyle

Sácale partido al momento ducha

Por Vanesa Community Manager

La temperatura del agua:
¡Muy importante! Una ducha de agua caliente reconforta y relaja pero a 38 ºC tu dermis se reseca en exceso y eliminas la barrera protectora de tu piel dañando sus defensas naturales. La temperatura ideal está en los 30 ºC aprox. El efecto del agua caliente es sedante y libera la tensión, el agua fría es estimulante y ayuda a eliminar el cansancio físico y psíquico. El contraste de ambas es una buena opción, empezando la ducha a una temperatura cálida y bajándola paulatinamente: De esta forma, favorecerás la circulación sanguínea.

El tipo de jabón:
Lo ideal es utilizar óleo-geles neutros (PH 5.5) ya que refuerzan la barrera protectora. ¡Atención! Cuidado con el uso de productos perfumados, cuanto más cosmético sea tu gel de baño, más riesgo hay de que produzca alergias o dermatitis. Es recomendable que uses un gel específico para la cara y otro para el cuerpo, cada zona tiene necesidades diferentes.

Cómo lavarte:
Enjabónate con la mano o utiliza una esponja suave, algunas esponjas son muy agresivas y pueden provocar descamaciones, no es necesario que frotes tu piel con ellas cada día, con exfoliarte una vez a la semana será suficiente.

Aclárate a conciencia evitando dejar restos de jabón y seca tu cuerpo suavemente acercando la toalla sin frotar o arrastrarla por tu piel. Algunas partes del cuerpo acumulan más humedad (entre los dedos de los pies y las axilas, por ejemplo), no te olvides de secarlas.

Y después:
Después de ducharte es esencial una buena hidratación. Para proteger las defensas debes tener presente que no es bueno ducharse más de una vez al día. Si no es posible lo mejor es simplemente ducharte sin gel incidiendo más en las partes propensas a acumular bacterias.

Consejos

¡LLEVA UN ESTILO DE VIDA SALUDABLE SIGUIENDO LOS CONSEJOS DE THIOMUCASE!

Encuentra Tu FARMACIA THIOMUCASE