¿Piernas pesadas? ¡No, gracias!

Lifestyle

¿Piernas pesadas? ¡No, gracias!

¿Sabes qué debes hacer para combatir el síndrome de las piernas cansadas? Activa la circulación de la sangre y reduce esa sensación de pesadez siguiendo sencillos consejos.

Existen diversos factores genéticos que agravan los síntomas pero puedes hacer algunos cambios en tu estilo de vida para combatir alteraciones en la circulación de tus piernas como varices, pesadez, hinchazón o calambres.

  1. Hábitos posturales: La mayoría de trabajos requieren de largas horas en la misma posición y esto mantiene la circulación en stand by, debes hacer ejercicios que la reactiven. Por ejemplo, si trabajas de pie prueba con ponerte de puntillas y bajar tus pies, haz unas 10 repeticiones, sacude tus piernas y vuelve a empezar. Si te pasas el día sentada puedes rotar tus tobillos dibujando mentalmente las letras del abecedario con ambos pies, cerrar y abrir los dedos de los pies o sacudir tus piernas ligeramente. Sea cual sea tu trabajo evita cruzar tus piernas y aprovecha cualquier pausa para caminar y estirarlas.

  2. Ropa y calzado: olvídate de ir ceñida, guarda la ropa ajustada y opta por tejidos vaporosos, no comprimas tus piernas. Cambia los tejanos por faldas y vestidos. Existen medias especializadas para varices que ayudan a que las válvulas se cierren y la sangre discurra con normalidad.
    Si tienes que llevar zapatos intenta que el tacón no supere los 3 cm de altura y usa deportivas cómodas y con buena amortiguación siempre que puedas.

  3. Alimentación e hidratación: El sobrepeso dificulta la circulación de la sangre y produce hinchazón. Toma alimentos ricos en agua y bebe mucho líquido. El tabaco y el alcohol agravan mucho los efectos negativos en la circulación así como el tomar anticonceptivos orales durante mucho tiempo, ten muy en cuenta estos aspectos.

  4. Ejercicio: ¡Muévete! Haz ejercicio cada día, es importante para que tu circulación siga fluyendo con normalidad, no hace falta una gran intensidad para ello: Camina media hora al día, nada o corre suavemente.

  5. En casa: Para dormir o relajarte un buen truco es colocar un cojín en tus piernas para que éstas queden elevadas con respecto al cuerpo. El calor es el gran enemigo de la circulación, al final del día, intenta darte un baño de agua fría en las piernas haciendo movimientos circulares con el chorro.  Otro truco es usar una crema de efecto frío, aliviará mucho la sensación de pesadez e hinchazón. Busca a alguien que te la aplique, masajeando tus piernas suavemente siempre en sentido inverso a la circulación (des de los pies a los muslos). Si la guardas previamente en la nevera el efecto será mucho más placentero.

Nuestros consejos son siempre para mejorar los efectos de una mala circulación pero si estos síntomas no te permiten llevar una vida normal, haciendo tu rutina diaria muy incómoda, no dudes en acudir a tu médico para encontrar una solución mucho más eficaz.

 

Consejos

¡LLEVA UN ESTILO DE VIDA SALUDABLE SIGUIENDO LOS CONSEJOS DE THIOMUCASE!

Encuentra Tu FARMACIA THIOMUCASE