Los efectos del sol en nuestro pelo

Lifestyle

Los efectos del sol en nuestro pelo

Con la llegada del verano, vuelven los días de playa o de piscina y largas exposiciones al sol… Todo ello pasa factura a nuestro pelo que padece, como la piel, las consecuencias del exceso de sol. Un extra de nutrición e hidratación y la puesta en práctica de buenos hábitos durante el verano, serán los mejores aliados para lucir un pelo sano estas vacaciones.

Como sabéis, el sol tiene muchos beneficios para nuestro cuerpo ya que promueve la síntesis de la vitamina D, esencial para la absorción del calcio en nuestro cabello. Además, el sol estimula la circulación sanguínea en los vasos que suministran sangre al cuero cabelludo, por lo que el cabello puede crecer más deprisa.

Sin embargo, en dosis excesivas el sol puede convertirse en nuestro enemigo. Los rayos UVA pueden atacar a la melanina y romper los enlaces de la queratina del cabello, dejándolo opaco, frágil y quebradizo.

No olvidéis que el sol debe tomarse con todas las precauciones, reduciendo los tiempos de exposición en las horas en que las radiaciones solares son más agresivas, entre las 12 y las 16 horas, y utilizando los fotoprotectores indicados para cada tipo de piel.

Los rayos UVA pueden afectar a tu pelo durante las vacaciones

Durante la estación estival, además de los rayos del sol otros factores contribuyen al deterioro del cabello. Por ejemplo, las piscinas de sal de mar o cloro tienden a irritar el cuero cabelludo.  El cloro reseca el cuero cabelludo y la sal agrede la película hidrolipídica que recubre las cutículas, dejando el pelo vulnerable, deshidratado y áspero.

Para proteger el pelo, los expertos recomiendan no exponerse al sol en las horas de máxima radiación solar, entre las 12 y las 16 horas. Así como, evitar la exposición prolongada y utilizar sombreros o gorras. Además, para ayudar a protegerlo podemos aplicar fotoprotectores capilares antes y durante la exposición, y enjuaguar el cabello con agua dulce después de nadar.

Para completar esta protección, también podemos utilizar remedios naturales para nutrir el cabello, como la aplicación de aceites. El aceite es una de las mejores opciones para la piel y el cabello, ya que nos ayuda a recuperar su hidratación y reparar la estructura.

Os proponemos cinco aceites naturales para nutrir el cabello:

  1. Aceite de semilla de lino: gracias a su riqueza en vitaminas del grupo B y en vitamina E, fortalece el cabello.
  2. Aceite de almendras dulces: ayuda a evitar que se queme y aporta un brillo natural.
  3. Aceite de jojoba: rico en vitaminas C y E, ayuda a que el cabello crezca sano y fuerte.
  4. Aceite de argán: nutre y protege el cabello del calor y los factores ambientales, por lo que puede aplicarse tanto antes como después de la exposición al sol.
  5. Aceite de oliva: rico en vitamina A,  E  y C ayuda a fortalecer el cabello, aumentando el colágeno. Sus propiedades regenerativas pueden provocar un aumento en el crecimiento del cabello.

Otra opción interesante es hacernos una mascarilla natural en casa con aceite de oliva, mezclando una cucharada de aceite con otra de yogur natural hasta formar una crema homogénea que aplicaremos en el pelo, dejándola actuar 20 minutos y aclarando después con agua tibia.

Y vosotras, ¿qué trucos conocéis para mantener el pelo sano en verano? Podéis probar qué opción os da mejores resultados y ¡explicádnoslo!

Consejos

¡LLEVA UN ESTILO DE VIDA SALUDABLE SIGUIENDO LOS CONSEJOS DE THIOMUCASE!

Encuentra Tu FARMACIA THIOMUCASE