Cómo elegir bien tu sujetador

Lifestyle

Cómo elegir bien tu sujetador

¿Cuántas veces te has encontrado que por la mañana has cogido el primer sujetador que había en el cajón y después tenías unas ganas locas de volver a casa para poder cambiarte? Esto es porque, seguramente, no llevabas el sujetador adecuado para ti. Hoy compartimos contigo las claves para elegir bien esta pieza de ropa interior que define nuestra silueta y protege las glándulas mamarias.

Varios estudios aseguran que 9 de cada 10 mujeres no llevamos la talla de sujetador correcta. O bien es demasiado pequeña, y nos deja marcas en la piel y el pecho se sale de la copa, o es demasiado grande, y no nos sentimos suficientemente sujetas. Así, el sostén perfecto debe contener, pero nunca oprimir ya que no llevar el sostén adecuado puede provocar cefaleas, migrañas, dolores de espalda o irritaciones cutáneas, entre otras patologías.

Así, ¿cuáles son las claves para elegir bien nuestro sujetador? Es muy importante conocer bien dos conceptos: la talla y la copa. El primero hace referencia al contorno torácico justo debajo de los pechos; para medirlo, podemos coger una cinta métrica y colocarla debajo de nuestro pecho para saber exactamente cuántos centímetros tenemos. Después le sumaremos 15 centímetros más al resultado y ya tendremos la talla, que podrá ser una 85, 90, 95, 100… En el caso de la copa, mediremos el contorno del pecho pasando la cinta métrica por encima del pezón y luego restaremos el resultado a los centímetros que salieron del contorno torácico. El resultado que salga de esta operación nos dará la letra de la copa que necesitamos. Podéis consultar la tabla de equivalencias aquí para calcular vuestra talla y copa.

Elegir bien un sujetador no siempre es sinónimo de gastarse mucho dinero. Eso sí, hay que invertir tiempo y paciencia en encontrar el más adecuado. Una vez lo encuentres seguro que te conviertes en fiel seguidora de la marca y ya nunca más desearás llegar a casa para cambiarte. ;)

¡Ah, y otro truco! Siempre se ha dicho que es mejor lavar la ropa interior a mano porque la lavadora la estropea. Es cierto, pero lo que realmente estropea un sujetador es el suavizante que acaba con la elasticidad de las tejidos. Así que te recomendamos que los pongas en la lavadora y no uses suavizante. Seguro que así te durarán más tiempo. ;)

¡Buena semana!

Consejos

¡LLEVA UN ESTILO DE VIDA SALUDABLE SIGUIENDO LOS CONSEJOS DE THIOMUCASE!

Encuentra Tu FARMACIA THIOMUCASE