Yoga, el equilibrio perfecto para un cuerpo tonificado

Entrenamiento

Yoga, el equilibrio perfecto para un cuerpo tonificado

Por Vanesa Community Manager

Septiembre es un mes de cambios: nuevo curso, nuevos retos, nueva estación… Otoño es el momento propicio para comenzar a trabajar nuestro equilibrio mental y físico, y poder afrontar de forma saludable los meses venideros y conseguir llegar al siguiente verano relajadas y tonificadas. Por eso, hoy os proponemos la práctica de
yoga
. Ya conocemos sus beneficios espirituales y emocionales, y en este post nos fijaremos en los corporales.

Aunque no se suele resaltar a menudo, quizá por el misticismo que envuelve a esta práctica milenaria, lo cierto es que el yoga es uno de los mejores ejercicios para tonificar nuestro cuerpo y prevenir la celulitis. ¡Sí, como lo oyes! Algunas posturas de yoga, junto con un cambio de hábitos alimenticios, tienen un claro efecto anticelulítico ya que ejercitas los músculos de muslos, glúteos y caderas al tiempo que aprendes a respirar bien, a conocer tu cuerpo y controlar tus emociones.

Es más fácil de lo que parece y, sobre todo, reconfortante. Recuerda que el yoga es una disciplina que todos pueden practicar independientemente de su condición física y de su edad.

Aquí te ofrecemos algunas recomendaciones para iniciarte en esta práctica oriental y disfrutar de sus beneficios:

1.- Si nunca has practicado yoga, recomendamos una iniciación básica en Hatha Yoga con un profesor de experiencia contrastada. De esta manera, evitarás lesiones innecesarias. Existen otros tipos de yoga como el Iyengar , que es una práctica terapéutica,  o el  Kundalini, más espiritual.

2.- Ten paciencia. Deja que tu aprendizaje se desarrolle a su propio paso, progresivamente. A veces tenemos la tendencia a querer ver resultados inmediatamente. Usar esta forma de pensar en la práctica del yoga puede ayudarte también en otros aspectos de la vida.

3.- Es necesario usar el sentido común respetando la constitución y límites del propio cuerpo. No compitas contigo misma. El yoga se trata del conocimiento de nosotras mismas, así que no hay espacio para competencias.

4.- Recuerda que la flexibilidad es una consecuencia de la práctica y no un requisito para practicar yoga.

5.- Una vez te hayas iniciado, te animamos a dar un paso más y empezar con la práctica de la meditación. Pero esto lo dejamos para otro post. ;)

Ahora, sólo tienes que ponerte ropa cómoda, abrir tu mente y, por qué no, comenzar con el mantra Om.

Namasté!

 

Consejos

¡LLEVA UN ESTILO DE VIDA SALUDABLE SIGUIENDO LOS CONSEJOS DE THIOMUCASE!

Encuentra Tu FARMACIA THIOMUCASE