La recuperación de las lesiones deportivas

Entrenamiento

La recuperación de las lesiones deportivas

Por Glòria Sobrero Entrenadora Personal Thiocamp

Las lesiones pueden producirse de dos maneras:

Por traumatismo: cuando nos damos un golpe, nos caemos,… y podemos hacernos fracturas, esguinces de ligamentos, heridas o rupturas de fibras… El dolor suele ser agudo, puntual y de alta intensidad.

También podemos lesionarnos por sobreesfuerzos o esfuerzos repetitivos durante mucho tiempo  que pueden producir contracturas, tendinitis, inflamaciones y edemas… Los dolores son más generales e inespecíficos, pero generan mucho malestar durante mucho  tiempo.

A menudo, lesiones mal curadas pueden reaparecer (recidivas) por un mal gesto o  un esfuerzo ligero. Pero cuando esto sucede, en realidad, lo que nos indica, es que aquella zona del cuerpo todavía no está curada o que la estructura no está bien colocada y el más mínimo esfuerzo puede comportar una recaída.

De manera inicial, lo importante es conocer el diagnóstico correcto. Una visita al médico especialista que nos haga las pruebas necesarias para conocer la estructura lesionada y el alcance de la lesión. Después, es importante rehabilitar bien las estructuras afectadas. Cada tejido (óseo, articular, tendinoso, muscular, ligamento…)  va a tener las técnicas adecuadas para rehabilitarlo. Serán necesarias técnicas de osteopatía o de fisioterapia o sencillamente un buen masaje.

Una vez la estructura lesionada está sana, debemos incorporarnos a la actividad deportiva de manera apropiada. A esta etapa se la conoce como “readaptación al esfuerzo”. Habitualmente son los licenciados en actividad física y deporte,  los entrenadores personales o los preparadores físicos, los que van a planificar el entrenamiento apropiado para que te reincorpores sin temor a volver a lesionarte.

 

Consejos

¡LLEVA UN ESTILO DE VIDA SALUDABLE SIGUIENDO LOS CONSEJOS DE THIOMUCASE!

Encuentra Tu FARMACIA THIOMUCASE