En forma en la oficina

Entrenamiento

En forma en la oficina

Por Vanesa Community Manager

La vida moderna ha sustituido los trabajos de esfuerzo o actividad física por otros más sedentarios. Muchas de nosotras pasamos horas sentadas en una silla en la oficina y esto no es beneficioso ni para nuestro cuerpo ni para la celulitis ni para nuestra salud. Por suerte existen ejercicios que se pueden hacer en tu mesa de trabajo y te ayudarán a aumentar los niveles de energía, aliviar el estrés, quemar calorías, y estar mucho más sana. Además, estos ejercicios de oficina te permitirán prevenir y evitar molestias en tu espalda o sobrecargas en cervicales y hombros.

Te aconsejamos aprovechar los tiempos muertos para hacer los estiramientos que te proponemos, como por ejemplo, mientras esperas a que algún documento acabe de imprimirse. Te ocuparán tan sólo unos pocos minutos, y si eres constante, en unos días te habrás olvidado de esas molestias tan desagradables que provoca el estar sentado durante muchas horas.

Con los siguientes ejercicios trabajaras todo el tronco superior: hombros, cuello, espalda y cervicales:

  1. Debes estar correctamente sentada en tu silla de trabajo, relajada, sin cruzar las piernas y con la espalda debidamente apoyada contra el respaldo. Las manos deben estar apoyadas en paralelo sobre las piernas, mantén una posición cómoda y sin forzar.
  2. Desde esta posición, ladea la cabeza alternativamente una vez a cada lado, sin volver el rostro hacia el lateral. Debes mantener la posición de 3 a 5 segundos en cada lado. A continuación desde la posición de partida, baja la barbilla hacia el pecho y luego mira hacia el techo (presionando la nuca).
  3. Para empezar levanta los dos hombros (hacia las orejas) al mismo tiempo, y mantenlos así de 3 a 5 segundos. A continuación rótalos cinco veces hacia atrás y cinco hacia delante.
  4. Estira los brazos frente a ti y desplázalos, una vez hacia la derecha y otra hacia la izquierda. Seguidamente estíralos por encima de tu cabeza y haz presión hacia arriba. Haz lo mismo sujetándote los dos brazos rectos detrás de tu espalda y tira hacia atrás. Mantén cada postura 5 segundos.
  5. Durante otros 10 segundos apoya todo tu tronco superior sobre tu regazo y abrázate a tus rodillas haciendo fuerza para lograr el estiramiento de los músculos de la espalda.

A parte de estos ejercicios, es importante que sigas unas indicaciones básicas para cuidar tus hábitos posturales y no lesionarte o sobrecargarte en el trabajo.

  1. Tus zapatos no deben ser excesivamente altos, ya que unos tacones pronunciados sobrecargan la tensión que debe soportar la zona lumbar.
  2. No camines encorvada, sino con la cabeza erguida y los hombros ligeramente hacia atrás.
  3. Si tienes que levantar un peso del suelo, sobre todo no dobles la espalda, mantenla derecha y flexiona las piernas, para hacer fuerza con los muslos y no con los músculos de la espalda. Cuanto más cerca esté el objeto de ti, más fácil te resultará levantarlo en una postura correcta. Si en lugar de levantarla tienes que depositar un peso en el suelo, sigue estas mismas pautas.

¡Si conoces algún otro ejercicio o estiramiento, te animamos a compartirlo con nosotros en el apartado de comentarios! ¡Ánimo con la semana! :)

Consejos

¡LLEVA UN ESTILO DE VIDA SALUDABLE SIGUIENDO LOS CONSEJOS DE THIOMUCASE!

Encuentra Tu FARMACIA THIOMUCASE