Desperézate y no rompas con tu rutina deportiva

Entrenamiento

Desperézate y no rompas con tu rutina deportiva

Vence la pereza y disfruta de la doble recompensa de entrenar: observar los resultados en tu cuerpo y sentir satisfacción y orgullo por el trabajo bien hecho. ¡sigue nuestras pautas y sigue un estilo de vida saludable!

Por Glòria Sobrero Entrenadora Personal Thiocamp

Salir a correr o practicar tu deporte, no siempre apetece…Quizás estemos más cansadas de la cuenta por nuestra rutina diaria, un mal día en el trabajo, una mañana gris o incluso esté chispeando, y, ¡qué pereza salir en esas condiciones!

Entonces, toca sacar la mejor parte de nosotras y mirar la hoja en la que escribimos nuestro objetivo, motivo por el cual hace unos meses, semanas o días, nos propusimos empezar a cuidarnos. Eso nos hará coger fuerzas para ayudarnos a salir en un día difícil, pero además, ¿de qué otros recursos disponemos para desperezarnos?

¿Te gusta la música?, ¿aprovechas tu rato de running para quedar con tus amigas/os?, ¿te sientes libre corriendo por el mar o la montaña? o, simplemente, ¿disfrutas pasando un rato en compañía de tu perro?

Todas, absolutamente todas, disponemos de recursos internos o externos que nos pueden ayudar a compensar las pocas ganas de salir a correr en días en los que renunciaríamos a nuestro reto personal, ¡después de todo el trabajo hecho!

Pero hoy te propongo que hagas lo contrario a lo que harías y, me atrevo a poner la mano en el fuego, que si lo consigues, la satisfacción que sentirás al terminar, ¡será el doble que la que sueles tener en un día fácil, créeme!

 

Pregúntate y busca tus propias respuestas:

  1. ¿Necesito salir sola o acompañada? Llama a tu pareja, amiga/o o sal con tu perro. ¡No te quedes de brazos cruzados!

  2. ¿Qué me apetece escuchar? Piensa sí te apetece escuchar música, desconectando del ajetreo diario o justamente lo contrario, sentir el bullicio de la gente, o quizás ninguna de las dos y prefieres relajarte escuchando lo que te transmite tu propio cuerpo. ¿Sabías que hay estudios que dicen que escuchar la música adecuada mientras corres incrementa hasta un 15% la capacidad de resistencia? Nos ayuda a superar más fácilmente la fatiga en trabajos de baja y media intensidad, además, nos acompaña, motiva, concentra, nos permite hacer cambios de ritmo…pero, tenemos días en los que escuchar nuestros pasos, respiración, el silencio, el viento, etc. nos llena de paz interior, y sustituimos las tensiones acumuladas por energía positiva. Piensa qué necesitas hoy.

  3. ¿Malas condiciones climatológicas? Pues ya conoces el refrán “al mal tiempo, buena cara”. Actualmente, todas las marcas deportivas tienen ropa y complementos ideales para todo tipo de circunstancias. Adapta tu equipación deportiva a las condiciones que surjan: ¿lluvia? chubasquero, ¿frío o calor intenso? camiseta térmica o unos tirantes… ¡no habrá impedimento posible!

  4. ¿Por dónde me apetece ir hoy? A veces, cambiar el circuito que sueles hacer, acercarte a la naturaleza, o todo lo contrario, perderte por las calles de tu ciudad, hacen que tu salida de running sea más amena y salgas de la rutina. Busca entornos que te motiven especialmente, ya sea la playa, la montaña, la ciudad…y, ¡siéntete libre!

Contestar sinceramente ésas preguntas previamente a tu sesión en un día gris, podría hacer que cumplas contigo misma, y no sólo te sentirás muy satisfecha al terminar, es que, ¡te sentirás invencible! Debes saber, que en días así, no debes exigirte mucho, confórmate con cumplir tu rutina deportiva, ya buscarás más en otra ocasión.

Recuerda, y como me decían a mí (y me siguen diciendo) en días que llovía a cántaros, hacía frío,  viento, y por si fuera poco, tenía un intenso entrenamiento: “estos entrenamientos valen el doble”.

Consejos

¡LLEVA UN ESTILO DE VIDA SALUDABLE SIGUIENDO LOS CONSEJOS DE THIOMUCASE!

Encuentra Tu FARMACIA THIOMUCASE