¿Te animas a cultivar un huerto en casa?

Alimentación

¿Te animas a cultivar un huerto en casa?

Por Vanesa Community Manager

Es más fácil de lo que imaginas…

Cada vez son más los que se deciden por incorporar a sus hábitos alimentarios opciones más saludables y optan por plantar sus propias verduras y hortalizas en casa. Y es que, los huertos domésticos, “se están convirtiendo en una fuente cada vez más importante de alimentos“, como explica la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO, por sus siglas en inglés).

¿Sabías que? Cultivar frutas y hortalizas en casa, nos proporciona, además de productos frescos y nutritivos, beneficios a nivel emocional. Puede ser una forma genial de relajarnos y sentirnos realizadas al ver cómo nuestro esfuerzo, por el cuidado día a día del huerto, se ve recompensado.

Cultivar tu propio huerto puede ayudarte a comer más sano y reducir gastos en la lista de la compra

La FAO destaca también el hecho de que los huertos caseros ofrecen muchas posibilidades para mejorar nuestra alimentación, al proporcionarnos acceso directo a una variedad de alimentos nutritivos y opciones saludables:

            Raíces y tubérculos, hortalizas y fruta, legumbres, hierbas y especias

Las raíces y los tubérculos contienen mucha energía, y las legumbres son importantes fuentes de proteínas, grasa, hierro y vitaminas. Las verduras y frutas de color amarillo o naranja proporcionan vitaminas y minerales esenciales, en particular folato, y vitaminas A, E y C; explica la FAO.

Como ya sabes, las hortalizas y la fruta son un elemento vital de una dieta saludable y deben consumirse en todas las comidas que se realicen a lo largo de día (recuerda que se recomienda realizar 5 comidas al día).

¡Manos a la obra!

Para llevar a cabo tu proyecto de “huerto en casa”, todo es cuestión de disposición y de tener en cuenta algunos puntos básicos:

  1. Luz: busca un lugar en el que tus vegetales tengan más posibilidades de crecer, que reciba luz del sol suficiente. Pero ¡ojo!, no demasiada, ya que si la zona tiene mucho sol corres el riesgo de que se quemen las hojas de algunas plantas.
  2. Macetas: escoge  los recipientes en los que vas a plantar a conciencia. Una buena profundidad es esencial para que las raíces puedan crecer y el agua se distribuya por toda su superficie.
  3. Tierra: aquí entran en juego los nutrientes que proporcionaran los distintos abonos o sustratos, necesarios para un buen crecimiento.
  4. Agua: No olvides que no todas las plantas o vegetales requieren de la misma cantidad de agua, ni se pueden regar de la misma forma.

¿Crees que por cuestiones de espacio no puedes?

Si tienes un pequeño balcón o terraza o una estancia interior que reciba suficiente iluminación, puedes crear tu propio huerto, escogiendo los vegetales que se adecuen al espacio del que dispongas en tus macetas o jardineras.

¡Anímate a probarlo! Los resultados estarán deliciosos ;)

Consejos

¡LLEVA UN ESTILO DE VIDA SALUDABLE SIGUIENDO LOS CONSEJOS DE THIOMUCASE!

Encuentra Tu FARMACIA THIOMUCASE