CÓMO VESTIR SEGÚN LA FORMA DE TU CUERPO

Por Vanesa, Community Manager

¿No os pasa que a veces vais de compras y sentís que nada os queda bien? Puede parecer que algunas tiendas de ropa solo diseñan sus productos pensando en un tipo de cuerpo, sin tener en cuenta que cada cuerpo es diferente. Seguramente, tu busto o cintura no tendrá las mismas proporciones que el de otra persona. Aún así, esto no debe suponer un complejo o impedimento para vestir bien, ya que como podrás ver a continuación, tan solo es cuestión de elegir aquellas que te quedan mejor a ti.

El primer paso es conocer tus proporciones y ser realista con ellas. Mide tu busto, tu cintura y tus caderas para saber el tipo de cuerpo que tienes. Sé realista y no te engañes a ti misma si no quieres caer en el mismo error de siempre. Recuerda que a todo el mundo no tiene por qué quedarle bien el mismo tipo de atuendo. Una vez hecho esto, ve de compras teniendo en cuenta la ropa que le sienta mejor a cada tipo de figura:

  • Cuerpo recto o rectangular. Cuando tus hombros están alineados con tus caderas y tienes la cintura poco marcada, sin apenas curvas. Se recomienda usar prendas con volantes y fruncidos para dar volumen a tu cuerpo. Para la parte inferior del torso, los cinturones o pantalones estrechos son ideales, ya que ayudan a remarcar tu cintura y líneas femeninas. Lo que debes evitar: estampados monocromáticos, rayas verticales y abrigos largos y rectos para evitar el efecto “tabla”.
  • Cuerpo reloj de arena. Tu cadera y tu busto son del mismo tamaño, mientras que la cintura es bastante marcada y constituye el punto focal de tu cuerpo. Utiliza prendas con escotes tipo “V”, cinturones finos, pantalones acampanados, faldas de lápiz y vestidos acampanados. No lleves ropa demasiado suelta que esconda tus curvas, ¡sácales partido! No todo el mundo puede hacerlo.
  • Cuerpo triángulo invertido. Si tienes el pecho grande y con un poco más de centímetros que tu cintura, este es tu tipo de cuerpo. Las faldas y pantalones anchos te ayudarán a equilibrar tu figura. También te sentarán bien los estampados y los colores claros. Se recomienda que el foco de tu cuerpo sean tus piernas, por lo que no escojas prendas que remarquen tus hombros, como las camisetas sin tirantes o con hombreras; o que apaguen tus piernas, como los jeans oscuros.
  • Cuerpo tipo manzana. Con piernas y brazos delgados, cintura poco definida y caderas y hombros redondeados. Lo recomendable son las prendas intermedias, ni muy estrechas (para no exagerar tus curvas), ni tampoco excesivamente holgadas, para no parecer un saco. Los escotes tipo “V” son ideales para ti, así como los colores oscuros, los pantalones y faldas lisos y de pierna recta.
  • Cuerpo tipo pera. Lo contrario al tipo de figura anterior: tus caderas son un poco más anchas que tu pecho. ¿Qué te favorecerá más? Las blusas que acentúan tus hombros con estampados, hombreras, detalles, etc. También los jeans o pantalones oscuros para balancear tu figura. Evita a toda costa faldas extremadamente anchas, pantalones tipo malla o muy ajustados, así como los cinturones.

Detectar tu tipo de cuerpo puede ser de gran utilidad a la hora de elegir tu vestimenta. Recuerda que la clasificación que hemos hecho y las ideas propuestas para cada uno de los cuerpos son algo orientativo para que puedas sacarte aún más partido. No tienes por qué encajar 100% en uno de los grupos ya que, tal y como hemos dicho, cada cuerpo es diferente. Lo más importante es que la ropa que lleves te haga sentir cómoda y segura de ti misma.