Cómo combatir la celulitis con Thiomucase

Por Vanesa, Community Manager

Como ya sabréis, 9 de cada 10 mujeres tienen celulitis. Esta patología, conocida también como piel de naranja se trata de una acumulación de grasas, líquidos y toxinas en caderas, muslos, brazos y abdomen. Según su grado de afectación, distinguimos distintos tipos. Las mujeres jóvenes y adolescentes padecen la llamada celulitis edematosa o circulatoria (grado I) que se asocia a las piernas cansadas con problemas de circulación y retención de líquidos. En el grado II nos encontramos la celulitis dura o quística que afecta mujeres jóvenes deportistas que, a pesar de prácticar deporte de forma habitual, tienen la típica piel de naranja cuando se pellizcan. Y, por último, tenemos la celulitis dolorosa, que produce dolor cuando se roza la zona afectada.

En función de estos grados y de la localización de nuestra celulitis, deberemos hacer un tratamiento u otro. Así, para aquellos casos en que observemos que tenemos celulitis generalizada en diferentes zonas del cuerpo, utilizaremos el tratamiento Thiomucase crema reductora durante todo el año, que nos ayudará a reducir la celulitis, moldear nuestra figura e hidratar nuestra piel. Para casos de celulitis rebelde en estadios avanzados es mejor utilizar el stick anticelulítico Thiomucase Extreme Areas, con el que conseguiremos drenar la zona afectada, mejorar su elasticidad y la microcirculación.

Pero si lo que realmente queremos es conseguir un efecto más duradero, es mejor combinar los dos tratamientos: nos pondremos la crema por la mañana y el stick, por la noche. Eso sí, habrá que hacerlo durante todo el año y complementarlo con una buena alimentación y con ejercicio constante, como ya os comentamos en nuestro primer post. Sólo así venceremos. ¿Estáis preparadas?

Ahora que ya conocemos un poco más a nuestro “enemigo” es momento de empezar la batalla. Si queréis saber qué tipo de celulitis tenéis, os proponemos que rellenéis este test y enseguida recibiréis un correo electrónico con el diagnóstico y algunos consejos para empezar a combatirla.

¡Ánimo, juntas venceremos! :)